lunes, 4 de junio de 2012


INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFÍA
por el P. Leovigildo Salcedo, S.J.

PROEMIO
De la introducción misma; su fin, su método y capítulos principales.
1. Introducción, como está claro por el mismo término, indica alguna conducción e ingreso hacia la Filosofía; por tanto, su fin es darnos alguna noticia previa de la Filosofía, al indicar su división, su utilidad, etc.
2. Método de introducción. Diversos métodos o vías son propuestos por otros autores para conseguir este fin:
a) El método genético o histórico, según el cual, la Filosofía se describe en su desarrollo como algún hecho histórico; y así, se proponen los diversos sistemas, las teorías, soluciones diversas, para que a partir de ello, como quasi experiencia, poder deducir qué se entiende por el nombre de Filosofía. Así, por ejemplo: M. García Morente, Julián Marías.
b) El método compendiario presenta como una enciclopedia de toda la Filosofía, en la cual brevemente se exponen las principales cuestiones, las diversas escuelas y distintas soluciones. A veces está unido con el anterior método histórico. Así, el mismo García Lorente, E. Hiudobro, A. Muñoz Alonso y otros muchos.
c) El método sistemático o propedéutico propone algunas cuestiones acerca de la noción, de la división de la utilidad, etc., de la Filosofía, que prepare en el ánimo de los principiantes para el estudio de los temas mas importantes que se han de tocar. Así, v.g., los compendios de Vries, J. Dávila, J. Donat, J. Maritain, L. de Raeymaeker.
Es pues cierta filosofía acerca de la Filosofía misma, pero expuesta en un sentido vulgar. Ahora bien, no se excluye de ello la consideración histórica. Esta vía será también la nuestra; en verdad, después, en los restantes tratados, se proponen de un modo más amplio la visión histórica y diversas cuestiones y teorías.
3. División del tratado. Así pues, propondremos por orden, según nos parece exigir la naturaleza de las cosas, las siguientes cuestiones:
1) Del origen y definición de la Filosofía.
2) De la división de la Filosofía.
3) De la relación de la Filosofía con las otras ciencias, y principalmente con la Teología.
4) De la utilidad y método de la Filosofía.
5) De la Filosofía escolástica y de la Filosofía cristiana.
6) Visión sistemática y visión histórica de la Filosofía.

Origen y definición de la Filosofía.
4. Origen. No sin motivo, los antiguos ponen el origen de la Filosofía en la admiración; y de este modo, Platón afirma: "Esta es la pasión grande del filósofo: la admiración; pues no es otra que ésta el origen de la Filosofía". Y Aristóteles dice: "A causa de la admiración, los hombres, hoy y ayer, comenzaron a filosofar".
El hombre, en efecto, en cuanto racional, es capaz de admiración; a saber: cuando ve las cosas admirables, cuya causa ignora, se mueve a la investigación de ellas y a un conocimiento más pleno de las mismas. Muy a propósito, dice Santo Tomás: "Se da en todos los hombres, de modo natural, el deseo de conocer las causas de aquellas cosas que entran por los ojos. De donde, a causa de la admiración de aquello que se vela, cuyas causas estaban ocultas, los hombres comenzaron a filosofar. Así pues, en la naturaleza humana fin misma se da la razón del origen de la Filosofía, en cuanto que el hombre es llevado a investigar las últimas causas de todas las cosas; lo cual también lo atestigua la historia misma y la experiencia diaria; de donde ya desde los primeros tiempos históricos, aparece, en los pueblos un tanto ociosos, aquella tendencia, aunque afeada por muchos errores y por muchas soluciones secretas.
5. Decimos ociosos, porque el ocio, o como dicen los griegos, la escuela, es necesario para fomentar la curiosidad científica, según la conocida expresión: "Primero es vivir que filosofar". Así pues, la "cultura", según se llama, florece cuando se dan condiciones de paz y de cierta abundancia. Nada extraño, el que la primera investigación de filosofía estricta, recibiera en primer lugar su impulso entre los griegos y los romanos (la Magna Grecia), donde se daban todas estas condiciones muy adecuadas.
6. Definición de Filosofía. a) Nominal. Si atendemos al mismo vocablo, proviene de dos palabras griegas, a saber, ,la palabra griega "filos", que significa amante, estudioso, y la palabra griega "sofía", que significa sabiduría, e indica por tanto "amante o estudioso de la ciencia". Ahora bien, antes de Pitágoras eran llamados sabios todos aquellos que sobresalían, bien por algún arte, bien por alguna ciencia, v.g., los poetas, los oradores; pero sobre todos, los que sobresalían en la investigación de la naturaleza.
7. b) Definición real, que dan los autores en general: La ciencia de todas las cosas, por sus últimas causas, adquirida por la sola luz natural. Se explica esta definición con brevedad:
ES CIENCIA, a saber, conocimiento cierto y evidente, adquirido mediante la reflexión y la demostración.
Ahora bien, el conocimiento, esto es, aquella representación, o expresión, o semejanza de las cosas, por la cual tenemos dentro de nosotros noticias de distintas cosas, puede tomarse en muchos sentidos:
Conocimiento sensitivo, común al hombre y a los brutos, es material versa a cerca de cosas materiales y concretas.
El conocimiento intelectual es espiritual, acerca de cosas inmateriales, bien positivamente, como Dios, bien abstractivamente, como substancia.
Este conocimiento intelectual puede ser: 1) Vulgar, a saber, conocimiento de las cosas en sí mismas, no por las causas ni con las causas, espontáneo, sin gran reflexión, sin gran reflexión, sin método y seguridad, propio de hombres incultos y de niños; a este conocimiento se le acerca el conocimiento prescientífico, el cual investiga las causas próximas y aparentes con alguna reflexión; 2) científico: es la noticia ordenada de las cosas según método y por sus causas propias; y finalmente, 3) filosófico: es el más perfecto de todos los conocimientos naturales, a saber, por sus últimas causas. Este conocimiento puede ser consideradosubjetivamente, esto es, como acto o como hábito, y objetivamente, esto es, como una asignatura.
El conocimiento considerado objetivamente, esto es, como una asignatura, es el conjunto ordenado de proposiciones demostradas que pertenecen a un objeto determinado.
ES CIENCIA DE TODAS LAS COSAS. Pues todos los objetos son tratados por la Filosofía, a saber: los objetos internos, v.g., el mismo conocimiento, y los externos, como el mundo y el hombre. Con estas palabras nos referimos al objeto material de la Filosofía.
Pues el objeto puede ser material y formal. Objeto material es la cesa que es tratada por alguna ciencia, conocimiento o libro, con todas sus notas y propiedades, como se da en la realidad (por parte de la cosa).
Objeto formal es aquel aspecto, nota, propiedad, que es estudiada por la ciencia aquí y ahora en este conocimiento.
POR SUS ULTIMAS CAUSAS 0 RAZONES; ahora bien, .las causas pueden tomarse aquí en un sentido lato, y así Dios tiene la razón de sí mismo, a saber, su esencia, que es la razón intrínseca y adecuada de él mismo; y en sentido propio, el cual se da en todas las cosas creadas, que tienen causas, bien extrínsecas: la eficiente, la final, o bien intrínsecas: la material y la formal, o por lo menos la formal.
Aquellas causas deben ser últimas, porque una cierta consideración de las causas, por lo menos las próximas, se da en particular en todas las ciencias. Ahora bien, pueden ser, bien relativamente ultimas, esto es, en un cierto género, v.g., las leyes físicas, las leyes del pensamiento, las leyes morales, y absolutamente ultimas, v.g., las esencias mismas de las cosas o Dios mismo.
Con estas palabras se indica el objeto formal "quod" de la Filosofía; y así se distingue la Filosofía de toda otra ciencia.
ADQUIRIDA MEDIANTE LA LUZ NATURAL: Con estas palabras se presenta la fuente o medio por el cual adquirimos el conocimiento cierto de las cosas, y se indica el objeto formal "sub quo" de la Filosofía, que hace que le objeto formal "quod" sea estudiado por razón de sí mismo por esta ciencia, y puede ser triple: por razón de la abstracción, de la finalidad y de la luz. El objeto formal "sub quo" por razón de la luz es la facultad, bien los principios, bien los hechos naturales, bien los sobrenaturales, por los cuales se llega al conocimiento de las conclusiones.
8. Últimamente, algunos proponen una definición de Filosofía muy breve: "Ciencia universal del orden natural".
En cuanto universal se distinguirla de toda ciencia particular, y en cuanto del orden natural, se distinguiría de la Sagrada Teología.
Además, esta definición respondería muy bien a la noción común que ha surgido históricamente.
Todavía con más brevedad se define así: "Ciencia humana universal".
Universal: es el objeto formal "quod"; humana: el objeto formal "sub quo"; pues aunque la Teología sea ciencia del hombre, porque es poseída por el hombre, sin embargo no es humana o propia del hombre, porque está por encima del orden de la naturaleza humana, a saber, es la revelación misma, que no se le debe al hombre.
Esta definición parece que debe -ser aprobada y admitida porque es clara, muy breve y real, y responde a las necesidades y exigencias y actividades de los hombres.
9. Evolución histórica de la definición de Filosofía
Aunque, según Diógenes, Laercio y Llámblico, Pitágoras se ha tenido como el fundador de esta noción en un sentido más estricto(1), sin embargo ya, antes, casi con certeza, se encuentra en Heráclito el sentido propio, como aparece en el párrafo 35: "Pues es muy necesario que los jueces sean hombre filósofos, según Heráclito". Entre los sofistas se tiene como el método adecuado para discutir (Pitágoras, Platón), o como la adecuada demostración teorética (Pródico, Gorgias). De igual manera, en Sócrates significa el amor, el impulso hacia la sabiduría.
(1) CF. Cic.: In Tusc, 5. .3: "Preguntado éste por Leonte, príncipe de los Pliasios, en qué arte confiaba de modo especial, se dice que respondió que ciertamente él no dominaba ningún arte, sino que era Filósofo; pues decían que ningún hombre podía decir, sin caer en la temeridad, que ere sabio, puesto que el ser sabio es propio exclusivamente de Dios. Este nombre de filosofía gustó a los autores posteriores tanto, que todo aquel que le parecía, bien a é1, bien a otros, que sobresalen en cualquier moraría acerca de los temas relacionados con la sabiduría, era llamado no de otra forma que Filósofo" (CF, además S.Agustín: De Trinit. 14. I. 2; Sta Tomás: In lib, Metaph„ lect,3). Pues hay, según aquel, muchos. "Los cuales estudiarían la naturaleza de las casas, dejado toda lo demás como una nonada: y él llamaba a estos estudiosos sabias, esto es, Filósofos".
En Platón y Aristóteles comienza a significar, no sólo el anhelo de la sabiduría, sino también la sabiduría misma, la ciencia universal; por el contrario, las otras ciencias son particulares.
Además, en la antigüedad, muchas veces, se une con la sabiduría, a saber, con el ejercicio de las virtudes (Sócrates, Platón, Estóicos). Ahora bien, es claro que. entonces el campo de la Filosofía era el campo de todas las ciencias. Pues como quiera, que los antiguos no tuvieran tantos conocimientos ni tan variados, abarcaban bajo aquélla fácilmente a todos los conocimientos.
En la edad media, los antiguos escolásticos mantienen casi la misma definición y amplitud de filosofía; sin embargo, de tal modo, que separan poco a poco la Teología de ella, lo cual se indica muy bien con aquellos conocidos vocablos que añadieron "por la luz natural".
Entre los modernos, en primer lugar esta amplitud poco a poco disminuye, de modo que constantemente se constituyan en ciencias separadas las partes que antes abarcaba .la Filosofía, v.g., la medicina, la química, la biología...
Nada extraño es, pues, el que en muchos autores modernos el primer problema sea determinar qué es la filosofía misma.
"No se mantiene en pie, dice Windelband, la definición de filosofa admitida por todos"; y Riehl dice: "El primer problema filosófico es la filosofía misma".
Por lo cual, muchas veces omiten incluso la definición común. Tío queda "sino que renunciemos a la definición común de filosofía"; así habla Kulpe.
Entre éstos, algunos, de tal modo atacan al entendimiento y al cultivo de éste, que rechazan toda filosofía especulativa como contraria a la vida humana, v.g., muchos seguidores de la "filosofía vitalista" (Bergson, Ortega); del mismo modo, aquellos que reducen la filosofía a una suma de todas las ciencias positivas o a un sistema general de conocimientos humanos, v.g., los positivistas, como Comte. Y más recientemente, conciben aquélla como una manera científica de pensar, o come un método para adquirir una concepción del mundo (Avenarios), o como una totalización de todas las ciencias (Mach).
Según Kant la filosofía es casi únicamente una teoría conocimiento, esto es, Crítica, pues es "la filosofía un sistema de todo conocimiento filosófico" que investiga en los principios "a priori" de toda posibilidad de conocimiento científico. Esta dirección idealística la siguen muchos kantianos y neo-kantianos.
En la moderna teoría de los valores, la filosofía es concebida como una ciencia normativa de los valores (Escuela Badense). Unos la conciben como ciencia del espíritu, otros como conexionada con la fenomenología (Husser). Y en una variedad tan grande de tantas opiniones, sobresale aquella generalidad del conocimiento, aquella simplicidad por sus últimas causas, que, a manera de luz en las tinieblas, siempre aparece como razón última de la Filosofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada